Inicio
 

Automatizacion industrial

HOME

 
 
 

Mercados industriales

El concepto de mercados industriales se remonta a principios del siglo XIX al momento en el cual la revolución industrial esta alcanzando su plenitud junto con el sistema capitalista. Básicamente y en resumidas cuentas, los mercados industriales son complejas redes de fabricación, distribución y venta de productos manufacturados de diverso tipo y estilo. Al no haber un único sistema de producción, es pertinente aclarar que no hay un único mercado industrial sino que por el contrario, existen hoy en muchísimos mercados industriales que agrupan a la producción y comercialización de productos manufacturados de una misma índole.

mercados industrialesComo ya hemos destacado anteriormente, los mercados industriales abarcan diferentes fases, que se interrelacionan para lograr alcanzar el objetivo final de cualquier empresa que interviene en los mercados, la venta del producto por ella fabricado. El primer eslabón de la compleja cadena de los mercados industriales es la compra o adquisición de la materia prima. Este elemento son los productos con los cuales se va a fabricar el producto manufacturado, es decir, la base de todo el proceso productivo. En las diferentes industrias existen diferentes materias primas, ya que, por ejemplo, en la industria informática se suelen utilizar plásticos, metales o en la industria alimenticia materias primas de origen netamente industrial. Conseguir una buena materia prima genera que el producto terminado sea de mejor calidad y si, por el contrario, la materia prima es defectuosa, el producto lo va ser de igual modo. Este eslabón de los mercados industriales implica la negociación del dueño de la fábrica y el agente que vende la materia prima, que a menudo suele también pasar por un proceso previo de manufactura, como es el caso del plástico, que es fruto de un proceso de fabricación sumamente complejo. Una vez que el fabricante posee la materia prima adecuada, se inicia la fase de producción, que es diferente según el rubro de que se trate. Puede ir desde la transformación de una manzana en jugo envasado hasta productos más complejos como, por ejemplo, una computadora.

Dentro de los mercados industriales aquellas compañías que generan productos con mayor valor agregado son las que más rentabilidad poseen. En otras palabras, no es lo mismo fabricar un alimento partiendo de una materia prima cualquiera, que fabricar un complejo auto de última generación. Por ende, las empresas que ofrecen productos con mayor valor agregado son las que dominan los mercados industriales, mientras que, por ejemplo, aquellas industrias como la alimenticia, siempre suelen tener una posición mucho más débil en todo el entramado comercial.

Producción y distribución de los mercados industriales

La fase siguiente es la incorporación dentro de los mercados industriales propiamente dichos, donde el producto manufacturado comienza a comercializarse y luego a venderse. Claramente, ésta es la etapa más delicada y compleja de todo el proceso, dado que si el producto es vendido en tiempo y forma, no ocurren problemas, pero si sucede lo contrario, la empresa en cuestión comenzaría a padecer problemas de tipo económicos. Uno de los factores que condicionan a los mercados industriales es la demanda. La misma es caracterizada por el nivel o cantidad de personas dispuestas a adquirir un determinado producto.

plazas industrialesComo bien se sabe, la demanda no es estable durante todo el año o durante toda la vida comercial de una empresa. Por el contrario, el contexto mundial, la temporada, la estación, u otras variables suelen hacer que la demanda crezca brindando un impulso a los mercados industriales, o que decrezca afectando seriamente a la rentabilidad. El otro factor que entra en juego en estos mercados industriales es la oferta que, en líneas generales, es la cantidad de productos de igual tipo que se ofrecen al mismo momento en el mercado. Si, por ejemplo, ocurre una sobreoferta de un determinado producto, es muy común que ocurra que el valor de los mismos decrezca rápidamente, lo que evidentemente genera una baja en las ganancias de las empresas fabricantes.

Si se da la situación inversa, o sea, la poca cantidad de un mismo producto ofertado dentro de los mercados industriales, los valores va a aumentar, ya que la demanda superará a la oferta. Por esta razón, las grandes empresas fabricantes cuidan que la oferta y la demanda siempre vayan de la mano, para así poder evitar trastornos serios dentro de los mercados. En aquellas situaciones donde la empresa fabricante produzca un determinado un producto que tenga un consumo netamente estacional – como pueden ser los ventiladores, que solo son adquiridos en verano -, la empresa ajusta su producción a la época del año donde se encuentra, es decir, para el caso de los ventiladores, la fábrica funcionará con toda su capacidad en las estaciones de primavera y de verano. Por otra parte, en otoño y en invierno, la situación cambiará, y la empresa solamente funcionará mínimamente, lo que lleva a reducir los gastos de producción y evitar la sobreoferta dentro de los mercados industriales. Como se verá por todo lo dicho, el funcionamiento interno de los mercados industriales implica tener en cuenta toda una serie de aspectos, que pueden marcar el éxito o el fracaso.

 
[C- www.industriales.ws /*/ Atencion: Contenidos presentes registrados bajo derechos de autor /*/ Contacto ]