Inicio
 

Cocinas industriales

HOME

 
 
 

Comprar una cocina industrial

Cuando nos disponemos a comprar una cocina industrial tenemos que tener en cuenta varias cuestiones. En primer lugar tenemos que considerar que, comprar una cocina industrial es una decisión que tenemos que evaluar en función del lugar del que dispongamos en nuestra cocina, ya que generalmente los espacios entre mesada y mesada o mesada y pared son del ancho de una cocina estándar. Además para comprar una cocina industrial tenemos que pensar también cuál es el uso que le vamos a dar, si somos cocineros de alma, si en realidad lo que queremos es un horno pizzero, si combina con la decoración de nuestro ambiente, y si estamos dispuestos a pagar un poco más que por una cocina convencional.

comprar cocina industrialTampoco es cuestión de ser un cocinero profesional para comprar una cocina industrial, pero sí tenemos que ser personas a las que nos guste la cocina o bien estemos obligados u obligadas a usarla a diario. En relación a los precios van a variar según el diseño, la cantidad de hornallas, los implementos o accesorios extra y el tamaño del horno. Hay cocinas industriales que son llamadas de ese modo cuando en realidad deberían llamarse hornos o anafes industriales, dependiendo el caso. A veces lo que necesitamos no es comprar una cocina industrial sino una de sus partes para instalar en nuestro hogar. Evaristo Swchartzman de una de las cadenas de electrodomésticos más importantes de nuestro país nos comentó durante una entrevista que lo que más consume la gente son los hornos industriales cuando en realidad van en busca de comprar una cocina industrial.

“La gente no sabe que existen las piezas por separado. O bien si lo sabe, no lo considera” nos dice. “cuando llegan acá se dan cuenta de que en realidad lo que están buscando es un horno pizzero, panadero o lechonero y no una cocina entera que dicho sea de paso no es fácil de ubicar en cualquier lado. Comprar una cocina industrial para uso hogareño hoy en día significa, en el ochenta por ciento de los casos, tener que llamar al albañil para que rompa y vuelva a construir. En cambio comprando un horno, se lo puede poner en cualquier lado y seguir usando la cocina convencional para el resto de las preparaciones”.

Beneficios de comprar una cocina industrial

Lo que comentábamos anteriormente tiene que ver con el uso de las cocinas industriales para el ámbito doméstico u hogareño. Antes de comprar una cocina industrial debemos saber que han sido pensadas, diseñadas y fabricadas para otros usos. En realidad una cocina industrial es funcional al uso excesivo e intensivo que se le da en restaurantes plantas alimenticias u otros espacios donde se requiere cocinar constantemente. Los restaurantes son los principales consumidores de este tipo de cocinas, ya que se ven en la obligación de estar preparando y cocinando alimentos durante casi todo el día, aún cuando no están abiertos al público. Y este tipo de uso, tan intensivo, responde a las características generales de una cocina industrial. Por un lado, son cocinas muy resistentes y duraderas que pueden llegar a vivir más que una persona si se le aplican los cuidados necesarios.

obtener fogon industrialLa durabilidad y la resistencia están dadas justamente por los materiales con las que son fabricadas y con la misma demanda que el ambiente alimenticio exige. Por lo general, son muy fáciles de limpiar y vienen con hornallas sin recovecos o bien con planchas de vidrio por encima para evitar que se queme y pegue la comida que puede llegar a caer o derramarse. Comprar una cocina industrial tiene sus beneficios y sus contras, pero sin duda son muy completas y duraderas sobre todo. Este tipo de cocinas traen además una gran cantidad de hornallas, obviamente dependiendo de su tamaño y por lo tanto su función, y en muchos casos traen incorporadas una planchuela de acero inoxidable que recibe el mismo calor uniformemente para cocinar directamente sobre ella.

El lavado de esta plancha es sumamente práctico y rápido, cuestión excesivamente importante en un restaurante o bar donde los tiempos apremian. Las cocinas industriales van desde los mil ochocientos pesos argentinos a los tres mil o tres mil quinientos. La diferencia de precio como decíamos antes está en la calidad de la misma, pero principalmente en el tamaño. La mayoría de las producciones nacionales en lo que refiere a la cocina industrial son de muy buena calidad y bastante similares entre ellas. Son realmente excelentes para el ahorro de gas, para calentar nuestra casa y para hacer preparaciones dignas de un chef de primera categoría. Si estamos pensando en comprar una cocina industrial para nuestra casa o comercio pensemos bien en las dimensiones del espacio en donde la vamos a ubicar, y si no nos conviene más comprar sus partes por separado. Es decir, anafe y horno. Una isla con el anafe en el medio de la cocina es una buena opción para conservar la armonía del espacio y para hacer un uso práctico y cómodo de nuestra cocina.

 
[C- www.industriales.ws /*/ Atencion: Contenidos presentes registrados bajo derechos de autor /*/ Contacto ]