Inicio
 

Tratamiento de efluentes

HOME

 
 
 

Planta de tratamiento de efluentes

Cuando hablamos de una planta de tratamiento de efluentes, estamos haciendo referencia a un establecimiento moderno, que tienen como único objetivo tratar y purificar el agua que este contaminada por cualquier tipo de agente nocivo, para después arrojarla en algún afluente, llamase río, arroyo o laguna. En los últimos años, las mejoras en la tecnología han permitido que se construyan todo tipos de plantas de tratamiento de efluentes cuyo funcionamiento ha sido marcadamente mejorado en relación a sus predecesoras. Lamentablemente, la instalación de una planta de tratamiento de efluentes de estas características, demandan al fabricante un alto costo de construcción y fundamentalmente, un alto costo en términos monetarios de operación.

planta de tratamiento de efluentesEste ultimo aspecto, es decir, los altos costos operativos de la planta de tratamiento de efluentes ha generado que muchas empresas opten por no instalarlas dado que el negocio resulta poco rentable, y es en estas condiciones donde el Estado debe intervenir, cosa que efectivamente ocurre en aquellos países mas avanzados. Por desgracio, aquellas regiones que están mas atrasadas en términos económicos todavía no han valorado debidamente los muy necesario que resulta la instalación de plantas de tratamiento de efluentes, sobre todo en aquellas zonas que todavía no las tienen y que producen muchos desechos líquidos contaminantes. Esto evidentemente genera que las aguas contaminadas se arrojen sin ningún tipo de tratamiento purificatorio en los afluentes.

Contaminándolos al instante con los consiguientes problemas que esto genera en la flora y la fauna de esos lugares y también en los seres humanos que habitan en los márgenes. Un caso paradigmático a nivel mundial de estos problemas, es el del río ubicado en Argentina que es conocido con el nombre de “Riachuelo”. En este caudal de agua se han detectado todo tipo de elementos y compuestos tóxicos y por ende, contaminantes, que van desde los desechos cloacales hasta metales pesados que son arrojados por las fábricas que realizan duramente sus actividades en las zonas en cuestión. Esta de mas decir que la flora y la fauna del río están totalmente muertas, pero lo que resulta también muy grave e indignante es la los ribereños están padeciendo en los últimos años enfermedades cutáneas de diversa índole, y en los casos mas graves, incluso se han registrado personas con cáncer producto de la presencia de metales pesados en su sangre en cantidades peligrosas. Queda claro pues, que una planta de tratamiento de efluentes puede prevenir que aparezcan todos estos inconvenientes desagradables, mejorando de este modo al medioambiente y a las personas que viven en él.

¿Para qué sirve la planta de tratamiento de efluentes?

Como ya se ha destacado anteriormente, uno de los principales factores de contaminación son los efluentes de origen industrial que son frutos de la cadena de producción de determinado producto. Justamente por esto es que existe la planta de tratamiento de efluentes. Es sabido comúnmente que las industrias pueden generar residuos sólidos, líquidos y gaseosos. Si bien estos últimos, que están generando serios problemas ambientales, como es el caso de los compuestos gaseosos altamente tóxicos como anhídrido sulfuroso o el ácido cianhídrico, los efluentes líquidos y sólidos son de mucho interés para las industrias dados que pueden ser tratados y aprovechados según se pueda. Es por ello que resulta sumamente necesario tratarlos en la planta de tratamiento de efluentes, a fin de reducir al mínimo posible la presencia de agentes contaminantes en el agua que será arrojada en los afluentes.

fabrica de procesos de purificacion de sumiderosUn aspecto que es interesante de destacar, es que a diferencia de los líquidos cloacales, los de origen industrial tienen una baja concentración de microorganismos y en que el poder contaminante de estos últimos es marcadamente mayor. Repasemos a continuación como se agrupan los compuestos más contaminantes que son arrojados por las industrias en los ríos, arroyos y lagunas sin el previo tratamiento por parte de una planta de tratamiento de efluentes. En primer lugar se encuentran los elementos, que no pueden disolverse pero que son separables gracias a la utilización de diferentes procedimientos de diversas características, como por ejemplo las materias grasas, hidrocarburos alifáticos, alquitranes, aceites orgánicos.

Como se podrá observar, estos productos o subproductos no solo se pueden generar en industrias sino que también todos los días son arrojados por cualquier persona en su domicilio particular; es por ello que resulta trascendental que también en casa se baje o reduzca al mínimo posible la producción de estos compuestos químicos. En segundo lugar se encuentran las materias que se haya en estado sólido y en suspensión como es el caso de la arena (producto que es muy común que se arroje en las fábricas), óxidos, desechos de metales, azufre coloidal, hidróxidos, látex, fibras, entre muchos otros. Agreguemos que muchos de estos compuestos que acabamos de nombrar, son reciclables si se los filtra debidamente en una planta de tratamiento de efluentes. En tercer término destaquemos a los elementos netamente orgánicos que son fácilmente separables gracias a la implementación de un procedimiento químico denominado absorción; estos desechos en cuestión son los colorantes, detergentes (compuesto muy contaminante y que es muy común de encontrar en los afluentes), compuestos macromoleculares diversos, compuestos fenolazos, entre muchos otros.

 
[C- www.industriales.ws /*/ Atencion: Contenidos presentes registrados bajo derechos de autor /*/ Contacto ]