Inicio
 

Tratamiento de efluentes

HOME

 
 
 

Tratamiento de aguas y efluentes

Para hablar de tratamiento de aguas y efluentes, habría que preguntarse en qué consiste exactamente un tratamiento de tales características. La cuestión es la siguiente: lo que se lleva a cabo es una serie de procesos tanto físicos como químicos y biológicos cuyo fin básico y fundamental es el de eliminar por completo cualquier tipo de contaminante de las mismas características (es decir: físicos, químicos y biológicos) que se encuentren presentes en el agua efluente que usamos los seres humanos. Esa es una de las cuestiones primordiales.

tratamiento de aguas y efluentesPor otro lado, hay un objetivo en este tratamiento de aguas y efluentes que es el de realizar una producción de agua limpia – que bien puede considerarse efluente tratado – o bien de agua reutilizable en el ambiente y, a su vez, una producción de algún tipo de residuo de constitución sólida – o fango, o también denominado biosólido o lodo- que sean sumamente convenientes a la hora de realizar tanto una disposición como un reempleo de ambos. A este tipo de tratamiento por lo general se lo suele denominar depuración de aguas residuales. Este criterio se emplea cuando se busca una distinción respecto del tratamiento de las aguas potables. Asimismo, cabe mencionarse que todas las aguas residuales tienen un origen. Las mismas son generadas directamente por residencias, instituciones o bien locales comerciales y/o industriales.

A dichas aguas pueden efectivamente realizárseles un tratamiento de aguas y efluentes, pero dentro del sitio mismo en cual las mismas son generadas. Tomemos como ejemplo de este procedimiento a los tanques sépticos o bien a cualquier otro medio de depuración. Por otro lado, también tenemos otra opción. ¿De cuál opción estamos hablando? Del hecho de recoger el agua para luego trasladarla mediante una red de tuberías – que eventualmente serán bombas – a una planta de tratamiento de aguas y efluentes de índole municipal. Cuando se lleva a cabo tal procedimientos se requiere de un enorme esfuerzo, es decir, es un esfuerzo la recolección y el tratamiento de las aguas residuales domésticas, justamente porque la descarga y los pasos previos se encuentran siempre sujetos a determinadas regulaciones o estándares de tres tipos (locales, estatales y federales), es decir, a regulaciones y controles, los cuales, obviamente, no pueden ser obviados. Por lo general, determinados contaminantes que tienen un origen industrial y que son descubiertos en el tratamiento de aguas y efluentes requieren de un tratamiento, de un índice de complejidad muchísimo más complicado que el tratamiento que nos ocupa en este caso. Se trata, en esas situaciones, de procesos mucho más especializados y con otras características.

¿Cómo funciona el tratamiento de aguas y efluentes?

En lo que respecta al modo en el que se lleva a cabo el tratamiento de aguas y efluentes, debemos, desde ya, comenzar por el principio. Dicho principio tiene como sistema la separación física inicial de sólidos grandes – es decir, de la basura – de la corriente tanto de aguas domésticas como de aguas industriales. Para llevar a cabo este comienzo del tratamiento de aguas y efluentes se deberá utilizar lo que se denomina “sistema de rejillas o mallas”. Sin embargo, en muchos casos los materiales obtenidos pueden fácilmente ser triturados por equipos especiales.

tratamiento de liquidos y cloacasAhora bien, como paso posterior, se realiza la aplicación de un desarenado. ¿De qué hablamos cuando hablamos de desarenado? Nada menos que de la separación de los sólidos que son extremadamente pequeños pero muy densos, como es el caso de la arena. A este proceso de desarenado le sigue el de sedimentación primaria. En esta oportunidad, nos estamos refiriendo a un proceso de características bastante similar al anterior, pero que separa los sólidos que se encuentran suspendidos dentro del agua residual con la que estamos trabajando o, mejor dicho, a la que le estamos aplicando el tratamiento de aguas y efluentes. A continuación de ese procedimiento llega la conversión progresiva de la materia biológica que está disuelta en una masa biológica suelta.

Para poder realizar esto con éxito, se deberán emplear las bacterias adecuadas que, por lo general, ya se encuentran de Proxy dentro de las aguas. Una vez finalizada la separación de la masa biológica – o bien una vez que se la removió, proceso que lleva el nombre de “separación secundaria” -, el agua que estamos tratando puede comenzar a experimentar ciertos procesos adicionales o extras, a los que denominaremos “tratamientos terciarios”. ¿Cuáles son algunos ejemplos de este tipo de tratamientos? Dos de los más importantes son el tratamiento de desinfección y el tratamiento de filtración. Ahora bien, una vez que se han llevado a cabo todos los pasos que hemos detallado, el afluente final ya podrá ser o bien descargado o bien reintroducido en un cuerpo de agua natural. Por cuerpo de agua natural entendemos corriente, río o bahía. Asimismo, puede ser descargado en algún otro ambiente como el terreno superficial o también el subsuelo. Cabe mencionarse que todos los sólidos biológicos segregados experimentan un tratamiento y una neutralización aditiva o adicional, que por lo general se produce como paso previo a la descarga o a bien a la reutilización adecuada. Podemos decir entonces que el tratamiento de aguas y efluentes es sumamente importante en la sociedad actual.

 
[C- www.industriales.ws /*/ Atencion: Contenidos presentes registrados bajo derechos de autor /*/ Contacto ]